¿En qué se diferencian CODETEL, TRICOM y VIVA de las compañías distribuidoras de electricidad y CDEEE? Las telefónicas,empresas de servicio público al igual que las EDEs, pagan impuesto sobre la renta, sus clientes tributan un 18% de ITBIS, 10% de selectivo al consumo y un 2% para el desarrollo de las telecomunicaciones en el país. El pago de salarios, seguro médico, pensiones, y cesantía provienen de los ingresos que generan estas compañías por la venta de sus servicios. Y cuando se venden, estas compañías pagan miles de millones de pesos en impuestos a las ganancias de capital. Y todo esto dando el mejor servicio a los clientes que pagan sus facturas religiosamente. Sus clientes tienen acceso a la más reciente tecnología de punta en comunicación celular, videos, etc., así como un servicio confiable por 24 horas al día, 7 días a la semana, y 12 meses al año.

Las EDEs y CDEEE, por el contrario, pierden más de RD$45 mil millones de pesos al año, que los dominicanos tenemos que pagar en forma de mayores impuestos a las telecomunicaciones, al consumo, así como con endeudamiento externo que grava a futuras generaciones. Asimismo, los salarios, seguro médico y contribuciones a los fondos de pensiones de sus empleados son también pagados con dinero del contribuyente y endeudamiento externos.

A diferencia de las telefónicas, las EDEs apenas invierten en redes de distribución para mejorar los servicios que ofrecen a sus clientes, o para evitar el robo de la energía que dispensan, y cuando lo hacen es con empréstitos externos contraídos y pagados por el gobierno con dinero del contribuyente. Sus cuadros ejecutivos y consejos de directores cambian con cada gobierno, y el criterio de selección de los mismos es pertenecer a un partido político o estar relacionado con el mandatario de turno.

Leer artículo completo

Con el objetivo de mejorar su industria eléctrica, República Dominicana se sometió a un proceso de reforma estructural en los últimos años del siglo XX y  posteriormente fueron implementadas algunas políticas públicas que deben ser objeto de estudio a la hora de determinar la efectividad de dicha reforma. 

Muchas expectativas se generaron en torno al proceso de reforma, expectativas que no se cumplieron en su totalidad. El siguiente artículo escrito por Marcos Cochón, actual presidente de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica analiza el proceso de reforma del sector eléctrico y las políticas que lo acompañaron.

Descargar Artículo

Santo Domingo, República Dominicana, 8 de julio de 2015.- El Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), solicitó al gobierno ponerse al día con el pago a las generadoras de energía y calificó de injustificadas las declaraciones realizadas por Rubén Jiménez Bichara, Vicepresidente Ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), cuando afirma que la deuda se debe a los elevados costos de generación.

El CONEP recordó al Administrador General de la CDEEE que actualmente el costo de generación monómico, es decir, incluyendo pagos por potencia, se ha reducido a un promedio de 12 centavos de dólar por kilovatio-hora, cuando para el 2014 se cotizaba a un promedio de 17 centavos de dólares por kilovatio-hora, reducción que se debe a las bajas del precio internacional del petróleo y a las inversiones realizadas en los últimos años. La organización afirmó que es inconcebible que la deuda del gobierno sea superior a la que se tuvo en 2014, cuando el precio del petróleo estaba más alto, el precio del kwh era mayor y el margen de ganancia de las distribuidoras con su precio de venta era menor.

La principal organización empresarial manifestó su preocupación ante la indiferencia con la que el Estado ha enfrentado una deuda que asciende a más de 850 millones de dólares y resaltó que esta situación genera inseguridad a potenciales inversionistas del sector eléctrico en la República Dominicana.  Además, cuestionó la solución ante la falta de pago dada por Jiménez Bichara, el cual afirmó que con la implementación de plantas de carbón podrán reducir costos.

El CONEP señaló que las distribuidoras están vendiendo a un promedio de 17 centavos de dólar, lo que significa que están teniendo un margen importante de beneficios y que técnicamente no existe un déficit financiero en la parte de generación que justifique el atraso en el pago a las generadoras.

El CONEP se une al llamado que hiciera la ADIE a buscar una solución a esta deuda debido a que de no recibirlos, se pone en peligro la capacidad empresarial para poder suplir la energía contratada.

Señalaron como posibles soluciones la emisión de bonos locales a corto plazo, así como la emisión de pagarés descontables, y otras fuentes de financiamiento a las cuales el Estado ha demostrado tener acceso a tasas competitivas.

CONEP

El CONEP es la principal organización empresarial de la República Dominicana. Como entidad sombrilla incorpora a las principales organizaciones empresariales sectoriales y a las empresas de mayor incidencia en la economía nacional.

 

Su principal propósito es liderar el fortalecimiento del sistema de libre empresa, participando activamente como agente de cambio y transformación, en la consolidación de la democracia y sus instituciones, para promover el desarrollo económico y social de la nación.

El presente informe recoge el comportamiento que tuvo el sector eléctrico nacional durante el periodo enero-abril de 2015.

La demanda de energía abastecida en el periodo enero-abril 2015  fue  de  4,354.85 GWh, la cual se abasteció con cinco fuentes primarias de energía: viento (2%), agua, (8%), carbón (15%), gas natural (27%) y petróleo (48%).

En el periodo enero-abril 2015 se generaron 4,354.85 GWh  para atender la demanda solicitada por distribuidoras y Usuarios No Regulados (UNR), que son los que pueden comprar electricidad a otro suministrador que no sea una distribuidora. En tanto que para el mismo periodo en el año 2014 este valor alcanzó los 4,1719.83, por lo que se registró un incremento de un 4.2% de la demanda de energía.   Descargar Informe.