Las empresas privadas de generación eléctrica han tenido un impacto importante y positivo en el crecimiento económico de la República Dominicana desde el año 2000, lo que se ha reflejado en mayor eficiencia energética, reducción de importaciones con una menor demanda de divisas y menor presión cambiaria, dinamización del mercado de capitales y mejora de las condiciones de vida de diversas comunidades en las que ejecutan planes de responsabilidad social empresarial.

La consultora Analytica publicó los resultados del estudio “Impacto del sector generación eléctrica en la economía dominicana” que describe el rol positivo que ha jugado el sector privado de generación y detalla cuál ha sido el proceso que se ha vivido en el sector eléctrico nacional en los últimos 15 años.

En dicho estudio el sector generador privado aparece como un sector cuyo salario promedio supera al promedio general de la economía y con una presión tributaria directa del 20%, frente al 8% promedio del sector productivo nacional. Resalta también que las inversiones realizadas por la empresa privada desde finales de los 90 han permitido incrementar la capacidad instalada de generación eléctrica en la República Dominicana en un 46%, superando incluso la demanda.

En la investigación realizada por Analytica, a través del análisis de datos mayormente obtenidos de fuentes del sector público, se concluye que el crecimiento del sector refleja mejoras en eficiencia y en la propia inversión fruto del cambio que ha provocado en la matriz. Ese cambio ha producido una disminución de la demanda de divisas, reduciendo las presiones cambiarias. Esto claramente ha tenido un impacto positivo en los resultados de la balanza de pagos. Y esa transformación de la matriz eléctrica también hizo posible incrementar la productividad del sector, con su impacto sobre la eficiencia económica y el desarrollo. En el período 2000-2010 la eficiencia del sector aumentó en 50%”.

En cuanto al efecto del sector en el empleo, la investigación establece que las remuneraciones promedio del sector son casi cuatro veces superiores al promedio de la economía (RD$14,000) y tres veces a las del sector formal (RD$17,511). “Durante el período 2007 – 2012, pagó un total de RD$6,692 millones a sus empleados, lo que representa un salario promedio de RD$43,000 mensuales. Mientras las remuneraciones promedio en el sector formal se han incrementado en un 47% en el período 2007 – 2012, este porcentaje fue de 83% en el sector de generación eléctrica”.

Macroeconomía e impuestos

De acuerdo a las investigaciones de Analytica, las inversiones y la transformación del sector de energía han tenido un impacto positivo en la estabilidad económica. “En primer lugar, tanto las inversiones como la utilización de financiamiento externo han implicado un flujo mayor de divisas al país. Durante el período 2008 – 2012 la inversión extranjera en el sector totalizó US$906 millones, en medio de una crisis internacional importante. Esta inversión representó un 8% del total de la Inversión Extranjera Directa (IED) y un 10% si se excluye minería”. 

Además de la atracción de inversión, el sector, con su transformación hacia la eficiencia y diversificación de la matriz, ha provocado “un ahorro de aproximadamente US$773 millones en importaciones para el país en el período 2010-2012. La sustitución de importaciones de petróleo por otras fuentes de energía de menor costo, sobre todo ante el fuerte incremento de los precios del petróleo, ha tenido un impacto positivo sobre la balanza de pagos y sobre la capacidad de generación de divisas. Estos aportes fluctúan entre un 0.2% - 0.7% del PIB. Por ejemplo, en el año 2012 el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos fue 6.8% del PIB, comparado con 7.5% del PIB si la demanda de petróleo hubiese reflejado una matriz de generación anterior al año 2000. Estos ahorros representaron un 6% del total de las importaciones de ese período”.

Y todo ese impacto positivo en atracción de capitales y ahorro de divisas se complementa con aportes relevantes en materia de impuestos directos, lo que, por otra parte, podría ser un hándicap para el desarrollo del sector. “Mientras para el promedio de la economía los impuestos directos a la producción representan en promedio el 8% del PIB, este porcentaje se sitúa alrededor del 20% para el sector de generación. Un 24.5% del total de los impuestos sobre los ingresos de las generadoras provino del pago de dividendos, intereses pagados al exterior, pagos al exterior en general y otros, los que representaron el 6.1% del total de los impuestos por otros ingresos cobrados por la DGII”.

Otros efectos positivos del sector generador de electricidad incluidos en el estudio están relacionados con la dinamización del mercado de valores a través de oferta de renta fija -las transacciones en 2011 representaron el 35% de las operaciones del sector privado en ese mercado- y el fuerte compromiso en materia de desarrollo social a través de acciones de Responsabilidad Corporativa.

Descargar informe completo

 

Santo Domingo.- 800 personas del municipio de Juancho, en Pedernales, y del municipio de Enriquillo, en Barahona, han sido capacitadas en actividades productivas como parte del proyecto de desarrollo comunitario que auspicia en ambas provincias la Empresa Generadora de Electricidad Haina (EGE Haina).

Este proyecto se ejecuta en las comunidades próximas al Parque Eólico Los Cocos, que se extiende desde Juancho hasta Enriquillo, y al Parque Eólico Larimar, que EGE Haina está construyendo en Enriquillo y que entrará en operaciones a principios de 2016. 

Las capacitaciones impartidas por la Asociación Dominicana para el Desarrollo de la Mujer (ADOPEM) y por el Instituto de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) tienen el objetivo de promover el desarrollo humano sostenible en estas comunidades, proporcionando a los participantes conocimientos en distintas áreas productivas, que les permitan generar recursos para el sostén de sus familias y mejorar su calidad de vida.

A lo largo de un año ADOPEM e INFOTEP han impartido unos 32 talleres y charlas de emprendimiento, planes de negocios, educación financiera, artesanía, bisutería y apicultura, y han facilitado encuentros comunitarios para abordar temas como desarrollo humano, motivación para el desarrollo de la comunidad y formación en valores humanos.

Este proyecto forma parte del acuerdo suscrito por EGE Haina y ADOPEM, en septiembre de 2014, bajo la firma de Marcelo Aicardi, gerente general de EGE Haina, y Mercedes Canalda de Beras-Goico, presidenta ejecutiva del Banco ADOPEM.

Marcelo Aicardi destaca que este acuerdo es resultado del propósito que tiene EGE Haina de aportar al desarrollo social de las comunidades cercanas a sus operaciones, proporcionándoles herramientas que amplíen sus oportunidades y les permitan mejorar sus vidas. “EGE Haina se caracteriza por las relaciones diáfanas y responsables que mantiene con las comunidades donde tiene presencia, incidiendo en el desarrollo sostenible de éstas a través de iniciativas que permiten a las familias labrar su propio progreso y que éste pueda perdurar en el tiempo”, expresa el gerente general de EGE Haina. 

Entre los factores que socavan la competitividad y la productividad industrial de República Dominicana se encuentra el sector de la electricidad, que es ineficiente y ha estado sumido en crisis por muchos años. Repetidamente han sido realizado esfuerzos para reformar el sector y algunos avances han ocurrido, pero estos no han resuelto los problemas fundamentales que afectan al sector. A principios del 2015 el país se embarcó nuevamente en una discusión nacional sobre la mejor manera de abordar los problemas de larga data del sector. La discusión para acordar un “pacto eléctrico” (Pacto Nacional para la Reforma del Sector Eléctrico, o pacto eléctrico), iniciado por el gobierno del Presidente, Danilo Medina, en enero del 2015, ocurre en un momento oportuno.

Este informe, “El futuro del sector eléctrico en la República Dominicana”, forma parte de una serie de informes producidos por la Economist Intelligence Unit (EIU) para la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), que iniciaron en el 2004, examinando una amplia gama de desafíos de desarrollo que afectan al país y las posibles soluciones para resolverlos. Su objetivo es describir el estado actual del sistema eléctrico; algunas de sus experiencias de reformas pasadas y las principales cuestiones que impiden el suministro de electricidad; y ampliamente proponer reformas y políticas futuras posibles del sector eléctrico y las reformas que pueden colocar a la industria en una trayectoria sostenible a un largo plazo. También presenta estudios de casos de otros países que han enfrentado retos similares en el sector energético, y como lo han manejado, con el objetivo de destacar las lecciones de estas experiencias las cuales pueden ser útiles para la República Dominicana y sus autoridades.

Ver informe 

Santo Domingo (República Dominicana).- Roberto Herrera, gerente general de la Compañía de Electricidad San Pedro de Macorís (CESPM), fue elegido Presidente de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE) durante una asamblea realizada el pasado martes por la organización que reúne a las principales empresas de generación eléctrica del país.

Roberto Herrera asume la presidencia en momentos en que se desarrollan las discusiones para arribar al esperado pacto eléctrico que deberá resultar en mejor calidad de energía sin interrupciones las 24 horas del día y en un sistema eléctrico estable y financieramente sostenible.

El también director ejecutivo del Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM) tiene en frente el reto de dar continuidad a los trabajos que lleva a cabo ADIE conjuntamente con otros actores relacionados al sistema eléctrico nacional en miras de lograr el desarrollo de una industria eléctrica eficiente, amigable con el medio ambiente y que satisfaga las necesidades de los consumidores.

Roberto Herrera agradeció al pasado presidente Marcos Cochón por su sobresaliente labor en beneficio de la asociación y su destacado papel en el esclarecimiento a la población de algunos mitos que históricamente han rodeado el sistema eléctrico dominicano.

Marcos Cochón, también manifestó su compromiso en, conjuntamente con los demás miembros de la asociación, continuar generando ideas con miras a la mejora del sistema eléctrico.

Sobre el nuevo presidente de ADIE

Roberto Herrera es el gerente de país de Interenergy Holdings para la República Dominicana. Es vicepresidente del Consejo de Directores y director ejecutivo del Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM), y gerente general de la Compañía de Electricidad de San Pedro de Macorís (CESPM) y de su operadora BasicRD. Economista graduado de las Maestrías en Administración de Empresas de la PUCMM y de Negocios Económicos de la Universidad de Strathclyde en Glasgow, Escocia, esta última gracias a una beca Chevening del Gobierno Británico.   También es presidente de EcoRED (Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental) y vicepresidente de la Mesa Redonda de los Países de la Mancomunidad.

Roberto también es miembro de los Consejos Directivos del CONEP, AIRD, AMCHAMDR y ADIE. En AMCHAMDR es segundo vicepresidente y presidente del Comité Organizador de la Semana Dominicana en los E.E.U.U.  También es presidente de la Junta Directiva del hogar Nuestros Pequeños Hermanos en la RD. y Vice Tesorero en la Fundación Sinfonía. Es un miembro activo del Capítulo para la República Dominicana de la Young Presidents Organization (YPO), Young Global Leader 2013 por el Foro Económico Mundial y miembro de ANJE.