ADIE

Países de Centroamérica y República Dominicana deberán invertir unos 65 mil millones de dólares para suplir la demanda futura de electricidad.

RD crecerá en demanda de energía mucho más que resto de los países centroamericanos.

Santo Domingo.-Según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que compara a los países de Centroamérica y República Dominicana, nuestro país tiene actualmente una demanda de 19 mil Gwh pero proyecta que al año 2040 consumiremos unos 58 mil Gwh.

Países como Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá tendrán necesidades eléctricas entre 13 mil y 19 Gwh en el año 2040, pero resalta que Republica Dominicana crecerá en demanda de energía mucho más que el resto de los países centroamericanos.

El mismo estudio del BID revela que, al sumar todo el crecimiento de los países de Centroamérica, República Dominicana representa casi el 50% de toda la demanda que tendrán a futuro dichos países.

Según las proyecciones presentadas por el BID, en la región se deberán invertir unos 65 mil millones de dólares para abastecer la demanda futura lo que representa un desafío para el sector eléctrico dominicano que debe prepararse para satisfacer las necesidades energéticas de su población con fuentes cada vez más diversas y menos contaminantes.

Luego de la capitalización el sector privado ha invertido más de 2,000 millones de dólares en generación y ha instalado más de 2,000 megavatios de nueva potencia y repotenciación con amplia diversificación en los combustibles y tecnologías de generación.

Proyectos de energía renovable como el Parque Montecristi Solar, Parque Eólico Agua Clara y otros más que ya fueron anunciados, tendrían un potencial de entrada al sistema de unos 361 megavatios de energía limpia cuya inversión es alrededor de 769 millones de dólares.

El capital privado es de suma importancia para cumplir con la meta de inversiones futuras en el sector generación y para ello es necesario que el Estado continúe fortaleciendo su rol de regulador, garantizando el cumplimiento de las leyes y normativas del sector y promoviendo la sana competencia en igualdad de condiciones. De esta manera se protege y se atrae la inversión privada.

Noticias relacionadas